Hawkers ‘exprime’ su inyección de capital y se lanza a la relojería con una nueva marca


Hablan de nosotros en Modaes

La compañía ilicitana ya ha comenzado a testar Bratleboro, mientras deja atrás su denominación Saldum Ventures y se transforma en Hawkers Group.

Saldum Ventures inicia una nueva etapa tras abrir su capital. La compañía, que controla HawkersMiss HamptonsNorthweek y Wolfnoir, ha engordado su cartera con el lanzamiento de una nueva marca en un sector que no había explorado hasta ahora: la relojería. La nueva firma lleva el nombre de Bratleboro y ya está online en fase de prueba, aunque su lanzamiento oficial no está programado hasta los próximos meses.

Se trata del primer movimiento del grupo tras cerrar su primera ronda de financiación, en la que captó sesenta millones de euros y dio entrada a su capital a los fundadores de Tuenti y O’Hara Financial, el fondo del venezolano Alejandro Betancourt. Coincidiendo con la operación, Saldum también ha cambiado su nombre aprovechando el tirón de su marca principal, Hawkers, y ha pasado a denominarse Hawkers Group.

Hawkers no fue, sin embargo, la primera empresa de la compañía, que comenzó su aventura empresarial con Miss Hamptons, especializada en alpargatas. Después, vino el fenómeno de las gafas de sol Hawkers, que le dio popularidad y le animó a continuar invirtiendo en el sector con la compra de Northweek y el lanzamiento de Wolfnoir. Ahora, el grupo ha ido un paso más allá con el lanzamiento de Bratleboro.

El modelo de negocio de la nueva marca sigue la estela de sus hermanos mayores: artículos de diseño sencillo, con pocas referencias de salida y precios bajos (cada reloj cuesta alrededor de treinta euros, aunque ahora se comercializan con una promoción del 30% con motivo de la campaña navideña).

Desde que cerró la ronda de financiación, la compañía ha incorporado a más de treinta nuevos empleados de grupos como Cartier, Amazon o Facebook 

La sociedad que gestiona Bratleboro, con sede también en Elche, se constituyó el 23 de septiembre de 2015 con un capital social de 3.008 euros y tiene como objeto social el diseño, distribución, exportación y compraventa de productos de joyería y complementos. Su administrador único es Santos Esclapez Sáez, ingeniero técnico industrial también de la localidad alicantina.

Bratleboro competirá en el mercado español con otras jóvenes start ups especializadas en el sector como MAM Originals, que en sus dos años de vida ha seducido a inversores como Manel JadraqueCarlos Maíz o Carlos BlancoNaak Meller. Todas beben, a su vez, del éxito de Daniel Wellington, una compañía británica fundada en 2011 que cuenta ya con más de 6.000 puntos de venta en todo el mundo. Su precio, sin embargo, está por encima del de sus competidoras españolas, con alrededor de 149 euros por pieza.

El lanzamiento de la marca llega después de que la compañía emprendiera una oleada de fichajes para profesionalizar su estructura. Desde la entrada de capital, el grupo ha incorporado a más de treinta peresonas, incluyendo diseñadores de producto de Cartier, perfiles de GoogleAmazon o Facebook y responsable de país para varios de los mercados en los que opera, según explican desde la compañía.

Además, Hawkers incorporó a principios de diciembre a Carlos Maíz, ex ejecutivo de Desigual, y Enrique Rubio, como responsables de retail y wholesale, respectivamente, para preparar su salto al canal físico, lo que supondrá la prueba de fuego para la compañía.

Hasta ahora, la distribución de Hawkers se centraba únicamente en Internet, tanto a través de su plataforma propia, donde genera el 90% de su negocio, como mediante distribuidores multimarca online.

Además, recientemente la compañía ha cedido un puesto en el consejo a su nuevo inversor, Alejandro BetancourtHugo Arévalo se incorporará a la cúpula de la empresa como consejero y vicepresidente. En cambio, Félix Ruiz, presidente de Jobantalent, no contará con un lugar en el consejo.

Junto a su salto a la calle, el objetivo de Hawkers es el de disparar su facturación hasta los 300 millones en 2018, para lo que no descarta hacerse con nuevas marcas del sector, e impulsar  su valoración hasta los 1.000 millones de euros.

Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Saldum Ventures, que tiene como actividad social la venta online de gafas de sol, cerró 2014 con una cifra de negocio de 5,36 millones de euros, frente a los 1,56 millones de euros que facturó el año anterior. El grupo multiplicó por cinco su resultado de explotación, hasta 504.776 euros, y elevó su beneficio neto hasta 387.551 euros.

La matriz engloba las sociedades Play HawkersWolf&SunMiss Hampton BrandDollar Eyewear y Saldum GMBHHawkers cerró 2014 con una cifra de negocio de 6,20 millones de euros y un resultado de explotación de 1,07 millones de euros. El beneficio neto de la compañía se situó en 854.593 euros, con un pasivo a corto plazo de 404.441 euros. El valor en libros de la compañía asciende a 1,7 millones de euros.

Estudiando en Universidad de Extremadura. Redactor de Blog Hawkeriano y rep en Hawkers Co. // 20% dto. en Hawkers con el código HC20MMEGIAS